¿Qué es el indicador RSI?

El índice de fuerza relativa o indicador RSI (relative stregth index) nos proporciona el valor de la fuerza del precio de un determinado valor.

Interpretación del RSI

Se muestra en escala porcentual y podemos definir en él tres zonas:

  • La zona de sobrecompra: En esta zona el valor del RSI es mayor de 70 por lo que, en principio, deberíamos comenzar a plantearnos la venta.
  • La “zona rosa. Con un valor del indicador entre 30 y 70 indica que le volumen de ventas y compras van acordes con el precio del valor.
  • La zona de sobreventa. Aquí el valor del RSI es menor que 30 e indica que se están produciendo un excesivo número de ventas, por lo que habría que plantearse la compra.
RSI IBEX35 en gráficos de 5 minutos
RSI IBEX35 en gráficos de 5 minutos

En general, si el RSI es mayor de 50 el mercado está recibiendo más compras que ventas y viceversa.

También suelen utilizarse como límites de la zona rosa los valores de 20 y 80.

Creación y cálculo del RSI

El RSI fue creado en 1978 por J. Welles Wilder y debe gran parte de su popularidad a la sencillez de su interpretación, aunque debe ser utilizado en conjunción con otros indicadores o como complemento al Análisis Chartista.

De hecho nuestro último sistema de trading publicado tiene el RSI como uno de sus indicadores base.

J Welles Wilder creador del RSI
J Welles Wilder creador del RSI

El cálculo del RSI se basa en la comparación de las medias exponenciales de bajadas y subidas para un determinado período.

Por ejemplo, si determinamos el RSI de 14, el más usual y el recomendado por Welles, tendremos en cuenta la media exponencial de los últimos 14 valores, separando los que son de ganancias y de pérdidas y haciendo el cociente entre ellos:

RS = EMA14 de G / EMA14 de P

Una vez obtenido el valor de RS, expresamos ese valor de forma porcentual determinando el RSI mediante la fórmula:

RSI = 100 – 100×1/(1 + RS)

Existe otra versión del RSI que utiliza medias aritmética en lugar de exponenciales. Es el conocido como RSI de Cutler.

No obstante lo anterior, no tiene demasiado interés conocer cómo se calcula el indicador ya que todas las plataformas de trading lo calculan automáticamente sin necesidad de realizar por nuestra cuenta cálculo alguno.

Divergencias

Otro uso que se le da al indicador RSI es la determinación de divergencias. Consiste en ver cuándo la tendencia de los precios de cotización y del RSI tienen sentidos contrarios.

Es decir, cuando la tendencia del precio es bajista y la del RSI es alcista estamos ante una divergencia alcista y deberíamos estar atentos para entrar largos.

Divergencia alcista en IBEX35 en gráfico diario

Igualmente, cuando el precio presenta una tendencia alcista y el RSI una tendencia bajista, estamos ante una divergencia bajista y deberíamos prepararnos para vender.

Sistema de Scalping para la cotización del oro en gráficos de 5 minutos

Un sistema de scalping es un método de trading intradía especializado para realizar operaciones a muy corto plazo, lo que llamamos operaciones de francotirador.

El sistema que os presento hoy lo he tomado de un artículo de  Raúl Caesa del blog Técnicas de Trading (enlace al post) aplicado a las cotizaciones de divisas que hemos adaptado al mercado del oro.

El sistema de basa en varios indicadores que habremos de vigilar simultáneamente y que nosotros hemos ajustado a las peculiaridades de la cotización del oro. Además, adjuntamos el estudio estadístico que hemos realizado en un trabajo de backtesting.

Indicadores utilizados

En primer lugar, la señal de entrada (ya sea compra o venta) nos la va a dar el cruce dos medias móviles (una rápida y otra lenta). Las elegidas son una media ponderada de 10 (media rápida) y otra media aritmética de 20 (media lenta).

Una vez producido el cruce revisamos los otros indicadores:

  • RSI Estocástico de 10, 10, 6, 6.  Para que la entrada pueda ser válida ha de tener la misma tendencia que cruce de medias. Es decir, si la WMA10 corta al alza a la MA20 el RSI estocástico ha de estar en tendencia alcista (%K encima de %D) y viceversa.
  • RSI de 14. El índice de fuerza relativa ha de ser superior a 50 en el caso de cruce alcista y menor de 50 en el caso de cruce bajista.
  • MACD de 18, 40, 18.  Para que la señal de entrada sea válida, además de los dos indicadores anteriores, hemos de comprobar que el MACD sea positivo para una entrada en compra y negativo para cortos.

La salida la haremos teniendo en cuenta únicamente el último indicador, el MACD. En el preciso instante en que se produzca un cambio de signo en el mismo damos la orden de venta (en el caso que vayamos largos) o de compra (en caso de ir cortos).

¿Cuándo se da la señal de entrada?

Para entrar largos:

  1. Vemos que se produce un cruce de medias poniéndose WMA10 por encima de MA20.
  2. El RSI estocástico está en tendencia alcista: %K encima de %D.
  3. El RSI ha de tener un valor superior a 50.
  4. El MCAD tiene que tener un valor positivo.

Para entrar cortos:

  1. Vemos que se produce un cruce de medias poniéndose WMA10 por debajo de MA20.
  2. El RSI estocástico está en tendencia alcista: %K debajo de %D.
  3. El RSI ha de tener un valor inferior a 50.
  4. El MCAD tiene que tener un valor negativo.

En ambos casos, han de producirse los cuatro puntos simultáneamente.

¿Cuándo se da la señal de salida?

La salida se haría (y atentos que he usado el condicional) cuando el MACD cambia de signo, es decir, si estamos largos cuando pasa de positivo a negativo, y viceversa, si estamos cortos cuando pasa de negativo a positivo.

Resultados de BackTesting

Con estas premisas hemos realizado un trabajo de trader paper que nos ha reportado los siguientes datos:

Tabla resultados backtesting scalping con estocástico

Como vemos, se han estudiado 76 operaciones con 36 ganadas y 40 perdidas. Es decir, más o menos la mitad de las operaciones (algo menos) son exitosas.

Ello produce un beneficio total de 6 puntos, una peor racha de 6 operaciones perdidas seguidas que nos acumularía 11,85 ptos de drawdown.

Como quiera que la pérdida máxima es de 5,53 ptos necesitaríamos un capital mínimo para operar de 500€, obteniendo un beneficio de 6€ en los 20 días en lo que se ha testeado el sistema. Es decir, algo más del 1%.

Estos resultados no son demasiado espectaculares, pero la cosa cambia mucho cuando, en lugar de salir esperando a la señal de MACD (por eso lo empleé el condicional) salimos en objetivo.

La siguiente tabla muestra los mismos datos para objetivos de medio punto, 1 punto, 1,5 puntos, etc.
tabla resultados backtesting scalping estocastico oro objetivos

Como vemos, con objetivos menores de 4ptos el porcentaje de operaciones ganadas supera al de perdidas, dando beneficios bastante superiores que esperando al cruce.:

Así, por ejemplo, saliendo con un beneficio de 1/2 punto conseguimos más del doble de beneficio total.

Con beneficio de 1 pto casi lo cuadruplicamos y teniendo una efectividad del 78%.

Operando con una cuenta de 500 euros, en los 20 días que hemos estudiado y con un profit de 1 punto habríamos obtenido una beneficio del 4,68%.

No está nada mal.

Depurando la operativa

Para simplificar la operativa, adjuntamos una serie de capturas de cómo tenemos configurados los gráficos para ver de manera sencilla cuando se producen las señales y cuando no.

Gráfico Scalping oro estocastico

Como vemos en esta captura, hemos configurado en color azul la WMA10 y en rojo la MA20. Por tanto, cuando la línea azul pase de estar debajo a estar arriba de la roja, tendremos una posible entrada en compra.

Después miramos el Stoch RSI. Ahí también tenemos dos líneas, una roja y otra azul. Pues bien, la línea azul ha de estar encima de la roja.

A continuación el RSI ha de tener un valor de 50 o más.

Por último, hemos configurado el MACD en forma de área en lugar de histograma para ver más claramente cuándo es positivo y cuando es negativo.

En el gráfico adjunto vemos que a las 11:00 se ha producido una señal de entrada en los cuatro indicadores: habríamos comprado al superarse el máximo de esa barra (1228.99) que lo hace en la barra siguiente y habríamos salido a las 11:30 al superarse el incremento del precio de un punto.

Cómo operar

Imaginemos que son las 11:00 del día del gráfico. Esperamos a que a las 11:05 se comience a formar otra vela y colocamos una compra en stop en 1228,99 (el máximo producido en la vela de las 11:00).

A continuación, colocamos una orden de venta limitada una distancia de un punto (o del profit que elijamos).

Después sólo nos toca esperar, bien a que se supere el objetivo bien a que el MACD cambie de signo.

En caso de que se supere el objetivo saltará la venta limitada y habremos acabado.

En caso que el MACD comienza a descender, en el mismo momento que se cambie de signo cerramos la operación.

Conclusiones

Consideramos que se trata de un sistema de operación idóneo cualquiera que sea tu capital (incluso con un capital tan bajo como 500€) si tienes el tiempo suficiente para mantener tu atención sobre el gráfico para detectar cuando se producen las señales.

Eso sí, requiere de algunos conocimientos de análisis técnico porque el número de indicadores usado es relativamente alto.

¿Qué es el indicador MACD?

El MACD es uno de los indicadores más utilizados en análisis técnico. Responde al acrónimo de moving average convergence-divergence, es decir, convergencia/divergencia de la media móvil y fue desarrollado por Gerald Appel.

Gerald Appel

Tiene tres componentes, el primero formado por la diferencia de dos medias móviles exponenciales. Este valor es el MACD propiamente dicho. Por ejemplo, si tomamos medias exponenciales de 12 y 26 períodos:

MACD = EMA12-EMA26

El segundo componente se conoce como señal (signal) y es la media exponencial del MACD. Se suelen tomar 9 períodos para su cálculo:

Señal = EMA(9, MACD)

El último componente se le conoce con el nombre de histograma, aunque también pude representarse en forma de barras o áreas y es la diferencia entre el MACD y la señal.

Éste último valor estará siempre en torno al cero que se tomará como origen, determinando señales de entrada o salida cuando el indicador cambia de signo.

El MACD se suele anticipar a los cambios de tendencia y es utilizado en muchos sistemas de trading.

indicador macd

Como vemos en la figura, el MACD está representado gráficamente por dos líneas, una azul y una roja y, en este caso un área (pero como hemos comentado, también puede ser un histograma o un gráfico de columnas).

La línea azul representa el valor del MACD, línea roja es la señal y el área es el histograma.

Los cambios de tendencia se determinarán cuando las líneas azul y roja se crucen, esto es, cuando el histograma pase por el valor 0. Cuando el MACD (línea azul) esté encima de la señal (línea roja), es decir, cuando el valor del histograma sea positivo estaremos en tendencia alcista y viceversa.

Utilizar el MACD como señal de entrada y salida suele ser bastante efectivo en el caso de mercados en tendencia, siendo menos efectivo en mercados en fase lateral.

Los tres pilares del trading

Un sistema de trading no es sólo Análisis Técnico

Cuando comenzamos a dedicarnos al trading tendemos a basarnos más que en ningún otro factor en el análisis técnico, estudiar a fondo cuándo debemos entrar en el mercado, dónde colocar los stop loss, etc., en definitiva, en conseguir un sistema de trading.

Pero tener un sistema de trading no consiste únicamente en saber cuándo hemos de entrar y salir del mercado, sino también qué capital hemos de tener y con cuánto hemos de operar en cada transacción. Es decir, tenemos que incorporar a nuestro análisis una gestión de capital que constituya un sistema ganador.

Tener sistema ganador no es garantía de éxito

Sin embargo, haber elaborado un sistema ganador, y es posible que os sorprenda a muchos,  es lo menos importante de todo: la mayoría de los traders fracasan no porque su método no sea bueno, sino porque no cuentan con la disciplina suficiente para llevarlo a cabo.

Un trader debe llevar hasta las últimas consecuencias las reglas de su sistema sea cuales sean las condiciones: ya sea con una sensacional racha ganadoras como con una infernal racha de pérdidas con un drawdown devastador.

Esa disciplina es estima que es un 50% del éxito de lo especuladores de los mercados financieros.

¿Cuáles son los tres pilares del trading?

Los pilares básicos del trading de menor a mayor importancia son el análisis técnico, la gestión del capital y la psicología del trader.
Los Tres Pilares de Trading

  1. En primer lugar, y otorgándole un porcentaje de importancia del 20% tenemos el ya mencionado análisis técnico. Debemos saber cuándo entrar en el mercado y cuándo salir, estudiar las medias móviles, las tendencias y los estocásticos. Pero, sin embargo, la teoría del análisis técnico es lo menos importante para tener un sistema ganador.
  2. En segundo lugar, y con un un porcentaje de importancia mayor, del 30%, nos encontramos con el Money Management o Gestión Monetaria. De nada nos sirve tener un sistema que sepamos cuándo hemos de operar si ésta operación no la hacemos con la cantidad adecuada de nuestro capital.
    Llevándolo al extremo si hacemos una gestión de capital de all-in y nuestro sistema nos da un porcentaje de aciertos 60%, tarde o temprano acabaremos en quiebra en cuanto una operación sea fallida.
  3. En tercer lugar, y como pilar más importante está la psicología del trader. Aunque sepamos qué hacer, cuándo hacerlo y con qué cantidad hacerlo a menudo no lo hacemos (o hacemos la operación contraria) dejándonos llevar por intuiciones,  por la ansiedad y el estrés, por noticias que escuchamos en la radio, etc. y acabamos tomando malas decisiones que pueden hacer tambalear nuestra cuenta.

Con los puntos 1 y 2 construiremos un sistema ganador con esperanza matemática positiva, pero si no somos disciplinados acabaremos con pérdidas.

¿Cómo construir un sistema ganador?

Veamos un ejemplo de cómo el análisis técnico y el money management nos permiten crear un sistema ganador:

Imaginemos que jugamos a los dados apostando si sale par o impar y cada vez que jugamos recibimos 2,5 euros por euro apostado. Como la probabilidad de sacar par o impar es la misma, decimos que tenemos un 50% de posibilidades de ganar.

A algo como ésto es a lo que hemos de llegar con el análisis técnico: elaborando un estudio de backtesting, es decir, estudiando en el histórico de precios los momentos de entrada y salida hemos de determinar la probabilidad de que la operación en esas condiciones sea ganadora y cuándo ganaríamos con ella.

Siguiendo con el ejemplo de los dados, podría parecer que constituye un sistema ganador: si tenemos un 50% de posibilidades de ganar y cuando ganamos recibimos más del doble……. PUES NO. Dependerá de nuestro capital inicial y nuestra gestión de capital.

Si sólo tenemos un 1€, nos lo jugamos y perdemos, no tendremos posibilidad de seguir jugando. Por tanto, necesitaremos un capital mayor.

Ahora imaginamos que tenemos 10€. Si la apuesta la hacemos con todo (all in) estaremos en el mismo caso anterior. Sin embargo, si apostamos 1€ (un 10%), tendremos que perder 10 veces seguidas para quedarnos sin capital. De esta forma, protegeremos nuestro capital y asumir una racha de hasta 10 fallos seguidos.

Michael Jordan: He fallado una y otra vez por eso he conseguido éxito
Así pues, para construir un sistema ganador no sólo tenemos que ver que porcentaje de aciertos y la ganancia de cada uno de éstos, sino qué cantidad tenemos que invertir en cada operación para que nuestro capital se blinde en primer lugar, y después, se multiplique.

La disciplina es la clave del sistema

Hemos de tener, por tanto, muy claras las pautas de entrada y salida, así como, las cantidades con las que operar, pero como dice el refrán popular “el movimiento se demuestra andando” y no siempre es fácil realizar las operaciones en su momento y con la cantidad adecuada.

Es imprescindible muchísima disciplina para seguir con el método a rajatabla cuando ha encadenado una serie de pérdidas consecutivas y un drawdown importante.

Imaginemos que hemos encadenado 8 ó 10 operaciones fallidas seguidas y llevamos una pérdida acumulada de un 8% de nuestro capital. Sin duda, comenzaremos a desconfiar de nuestro sistema, probablemente lo cambiaremos, promediaremos y, finalmente, acabaremos realizando operaciones basadas en corazonadas o impulsos.

Para ser un trader hay que tener una gran dosis de disciplina que nos haga continuar con el sistema que en backtesting nos ha demostrado ser ganador y, sin embargo, está encadenando un racha de operaciones fallidas seguidas.