Archivo de la categoría: Miscelánea

¿Cómo puedo invertir mi dinero?

Tal y como anda ahora el precio del dinero y los tipos de interés se antoja bastante difícil saber qué hacer con los ahorros. Tenemos varias opciones, a saber:

  • Si dejamos el dinero en el  banco, no nos dará ningún interés, es más, es muy posible que la entidad nos cobre comisiones por mantenerlo allí. Además, comenzarán a llamarnos y a intentar convencernos para que invirtamos el dinero en productos de, muchas veces, dudosa fiabilidad (basta el ejemplo de las acciones preferentes de bankia).
  • También podemos invertir el dinero en alguna cuenta remunerada, tipo cuenta naranja de ing direct, o e-cuenta de openbank. Esas cuentas, actualmente, están dando intereses realmente ridículos (sobre el 0,5% anual). Para que nos hagamos una idea con un saldo de 10.000€ conseguiremos 5€ al año o lo que es lo mismo casi ¡42 céntimos al mes!. Lo dicho, una ruina.

Tipos de interés

  • Podemos buscar un depósito, en los que el tipo de interés será un poquito más alto, tal vez podemos encontrar alguno a dos años con un tipo de interés rondando el 1%, pero seguiremos consiguiendo poquísimo dinero, 10€ al año,  a cambio de no poder tocar el dinero en dos años.
  • Otra opción puede ser un fondo de inversión. Los hay de renta fija, de renta mixta y de renta variable. Con los de renta fija tendremos un riesgo prácticamente nulo con una rentabilidad de en torno al 2 – 4%. Según va aumentando el riesgo va aumentando la posible rentabilidad, pudiendo en algunos momentos llegar a alcanzar rentabilidades de en torno al 10 – 12% o incluso más.
  • Otra posibilidad es invertir en la bolsa a largo plazo. Es decir, comprar acciones esperando que con el paso de los años entre los dividendos que reparta la empresa y la subida de cotización obtengamos pingües beneficios. Este tipo de inversión se conoce como Buy and Hold.
  • También podemos realizar trading que es la temática de este blog. En el trading no compramos acciones a la espera que estas  suban de precio, sino que especulamos con el valor de mismo, pudiendo comprar y vender de la misma manera, confiando en que suba de valor en el caso de haber comprado, o que baje de valor en el caso de haber vendido.

Para realizar trading debes estar bastante informado sobre lo que acontece en el mundo en general y en el financiero en particular. Debes consultar prensa tanto local, como http://www.laregion.es, como de ámbito estatal y mundial;  tanto prensa generalista como prensa económica. También debes estudiar y formarte sobre análisis técnico, leyendo blogs y libros especializados.

Opciones Binarias: put, call

Conceptos como stop loss, media de hull, indicador RSI, backtesting, soporte y resistencia, etc. han de ser totalmente para nosotros si nos decidimos a realizar trading.

Si te decides por la especulación con CFDs y con Opciones binarias, has de saber que tanto los unos como las otras son productos financieros que operan sobre un valor de referencia. Este valor de referencia puede ser el índice del IBEX35, del S&P500 o cualquier otro índice bursátil, sobre acciones, sobre materias primas, etc.

Así, tenemos CFDs y Opciones Binarias sobre mercados como el oro, el trigo, el gas natural, el petróleo o el footsie londinense.

Tanto para tradear con CFDs como con Opciones Binarias debemos hacer un estudio, basado normalmente en el Análisis Técnico, para decidir qué hacer, si comprar o vender.

Las rentabilidades de las Opciones Binarias suelen ser mayores que las de los CFDs, aunque su riesgo también es mayor.

Al operar tanto con CFDs como con Opciones Binarias debemos poner especial cuidado en la elección del  bróker, éste ha de ser un operador especializado en este tipo de productos financieros.

¿Qué es el trading?

El mantra de todo especulador es comprar barato y vender caro. Esa es la base de todo sistema especulativo que se precie y, en realidad, de todo negocio: compro materias primas a un precio, las transformo en otra cosa (realizando un gasto), distribuyo el producto fabricado en tiendas (realizando otro gasto) y, finalmente, lo vendo a un precio mayor que la suma de los tres gastos:

Gasto en Materias Primas + Gasto de Fabricación + Gastos de distribución < Precio de venta

O, si lo preferimos, el beneficio será la diferencia entre el precio de venta y la suma de los gastos:

Beneficio = Precio Venta – ∑ Gastos

Como vemos, todo se basa en lo mismo en conseguir vender un producto a un precio mayor del que nos ha costado.

Esta simple estrategia de generar riqueza lleva utilizándose desde los fenicios allá por el siglo X A.C. que fundaron un imperio comercial comprando materias primas de territorios a los que vendía (a precio mucho mayor) los productos manufacturados con esas mismas materias primas. También vendían esas materias primas en otros territorios. Llegaron a dominar todo el mediterráneo hasta que fueron destruidos por los romanos en las guerra púnicas en el s.II A.C.

rutas comerciasles fenicias
Mapa de las rutas comerciales fenicias y sus colonias establecidas en Europa y el norte de África. Imagen: monografias.com

En el mercado de la bolsa o de CFDs, futuros, etc. la cosa se simplifica mucho ya que  sólo hemos de tener en cuenta como gasto la comisión que nos cobra por operación el broker y los impuestos que nos cobrará (sobre el beneficio) el Ministro de Hacienda de turno.

Así pues, como vemos la cosa es insultantemente simple: compramos a un determinado precio y vendemos cuando esté más caro, siendo la diferencia entre esos dos precios y, descontando la comisión del broker, el beneficio obtenido.

El problema viene cuando (y suele ocurrir apoyado por la Ley de Murphy) sucede que basta que compremos a un precio para que, desde ese mismo instante comience a bajar y podemos esperar a que se recupere y estemos “en verde”, esto es, con beneficios mucho, mucho tiempo, si es que llega a ocurrir alguna vez que, dicho sea de paso no tiene por qué hacerlo.

Así pues, necesitamos un método, un sistema que nos diga cuándo hemos de comprar y cuándo hemos de vender, es decir, cuándo el precio va a subir en el futuro para poder vender con beneficios.

LLegados a este punto tengo dos noticias: una buena y una mala. La buena nos dice que existe una disciplina que estudia el histórico de los precios y, basándose en él, es capaz de predecir qué ruta es más probable que siga el precio si de subida o de bajada. La mala es que esa disciplina no es infalible y se basa en probabilidades, como ya he comentado.

Esa disciplina se conoce como Análisis Técnico.

Ejemplo de Análisis Técnico

Sin embargo, no todos los traders, especuladores e inversores se basan en el Análisis Técnico. También los hay que se basan en el estudio de los cuadros contables de las empresas, de sus deudas, su producción, su potencialidad en el mercado, etc. Es el llamado Análisis Fundamental.

Existe una estéril rivalidad, que pronto será superada, entre defensores y detractores de uno y otro método de análisis.

Desde mi punto de vista, ambos son compatibles: el Análisis Fundamental nos dice en qué valores invertir y el Análisis Técnico nos dice cuándo hacerlo.

Tabla de Análisis Fundamental

Esta combinación de ambas disciplinas es muy útil para los inversores a largo plazo o Buy and Hold, pero para operar intradía (comprar y vender en el mismo) día o en plazos cortos de varios días, con el análisis técnico tendremos mucho más que suficiente.

Pero como ya hemos comentado en otros artículos, no sólo se  base en conseguir un sistema que nos haga ganar más que perder, sino que también debemos saber cuánto hemos de invertir en cada ocasión, estamos hablando del money management.

¿Qué es el tugurio?

Reconozco que es un nombre raro para un blog, pero creo que viene al pelo, que le casa como un guante al espíritu del mismo. Si miramos la definición vemos que la palabra tugurio  viene del latín tugurĭum y hace referencia a una casa precaria, pobre y sin recursos o instalada al margen de la ley. Nos quedamos con la segunda acepción aunque, obviamente no de forma literal. En nuestra sociedad sometida a la dictadura de lo políticamente correcto ganar dinero en bolsa o en otras inversiones está mal visto, está considerado poco menos que propio de estafadores que deben de esconderse. Y eso es precisamente lo que quiero sea este blog, un escondrijo donde nos podamos reunir los traders y especuladores, esos seres codiciosos de moral dudosa (según la tiranía del correctismo político), y podamos compartir técnicas de trading, de money management, trucos y noticias que nos puedan permitir alcanzar cierta Libertad Financiera.

La dictadura de lo políticamente correcto
Vivimos en la dictadura de lo políticamente correcto

Ciertamente, vivir del trading teniendo otro trabajo (y más uno tan absorbente psicológicamente como es la docencia) es muy, muy difícil. Si no se tiene una experiencia (que no tengo), ni formación (que estoy adquiriendo) es poco menos de un suicidio. Pero yo lo veo como un reto intelectual, como una manera de poner a prueba los conocimientos teóricos que vayamos adquiriendo (si me acompañáis en esta singladura). Vamos a comprobar cómo es muy fácil dejarse llevar por las emociones y perderlo todo en un día y cómo vamos a ser capaces de reaccionar de la forma más aséptica cuando el mercado nos golpee fuerte.

Aprenderemos a gestionar nuestro capital, lo cual no sólo nos será útil en la bolsa (y en las apuestas) sino también en nuestro día a día.

Entonces ¿qué? ¿Te vienes al tugurio?

Y tú ¿qué quieres ser de mayor?

De pequeños, de niños siempre nos hacen esa pregunta. Los que ya peinamos canas queríamos ser  bomberos, médicos (yo quería ser cirujano, ¡ay mi madre!), arquitectos, etc. todas ellas profesiones dignas y honorables que aportan un valor añadido a la sociedad. (los chavales de ahora quieren ser “gamers” y “youtubers”, pero esa es otra historia).

De mayor yo seré especulador
Yo de mayor seré ¡ESPECULADOR!
Créditos: theartmad.com

Al final yo no fui cirujano sino que conseguí ser Ingeniero Técnico Industrial, pero toda mi vida me he dedicado a la docencia. Bueno, en realidad toda mi vida no, ya que tuve un lapso de unos 5 años que me dediqué al diseño de páginas web y conseguí vivir muy bien, ganando bastante dinero, trabajando desde casa con mis horarios y mis normas: disfrutaba de la tan perseguida Libertad Financiera.

Finalmente, el mercado de las páginas webs de profesionalizó tanto, grandes corporaciones comenzaron a invertir dinero, a comprar a los pequeños que se dejaban comprar, de manera que ahora ves anuncios en la televisión de portales web, lo cual era impensable por inútil en los tiempos de los que hablo.

El caso es que finalmente perdí mi Libertad Financiera y volví de nuevo a mi más poderosa pasión que es la enseñanza. Además, enseñanza multidisciplinar, ya que doy clases de informática, dibujo técnico, tecnología industrial, matemáticas… y economía (Ahí quería llegar).

Preparando temas de Economía de Primero y Segundo de Bachillerato cayó en mis manos cierta información sobre el mundo del trading en bolsa. El tema es maravillosamente fascinante y me ha picado el gusanillo de intentar poner en práctica técnicas de trading de algunos autores, desarrollar las mías propias y gozar de nuevo de esa Libertad Financiera (aunque nunca dejaré mi labor docente).

Así que, si alguien me pregunta ahora “y tú, ¿qué quieres ser mayor?”, mi respuesta sería ESPECULADOR (en realidad, me gustaría haber sido cirujano, pero lo que no se puede no se puede).