Archivo de la etiqueta: gestión de capital

Los tres pilares del trading

Un sistema de trading no es sólo Análisis Técnico

Cuando comenzamos a dedicarnos al trading tendemos a basarnos más que en ningún otro factor en el análisis técnico, estudiar a fondo cuándo debemos entrar en el mercado, dónde colocar los stop loss, etc., en definitiva, en conseguir un sistema de trading.

Pero tener un sistema de trading no consiste únicamente en saber cuándo hemos de entrar y salir del mercado, sino también qué capital hemos de tener y con cuánto hemos de operar en cada transacción. Es decir, tenemos que incorporar a nuestro análisis una gestión de capital que constituya un sistema ganador.

Tener sistema ganador no es garantía de éxito

Sin embargo, haber elaborado un sistema ganador, y es posible que os sorprenda a muchos,  es lo menos importante de todo: la mayoría de los traders fracasan no porque su método no sea bueno, sino porque no cuentan con la disciplina suficiente para llevarlo a cabo.

Un trader debe llevar hasta las últimas consecuencias las reglas de su sistema sea cuales sean las condiciones: ya sea con una sensacional racha ganadoras como con una infernal racha de pérdidas con un drawdown devastador.

Esa disciplina es estima que es un 50% del éxito de lo especuladores de los mercados financieros.

¿Cuáles son los tres pilares del trading?

Los pilares básicos del trading de menor a mayor importancia son el análisis técnico, la gestión del capital y la psicología del trader.
Los Tres Pilares de Trading

  1. En primer lugar, y otorgándole un porcentaje de importancia del 20% tenemos el ya mencionado análisis técnico. Debemos saber cuándo entrar en el mercado y cuándo salir, estudiar las medias móviles, las tendencias y los estocásticos. Pero, sin embargo, la teoría del análisis técnico es lo menos importante para tener un sistema ganador.
  2. En segundo lugar, y con un un porcentaje de importancia mayor, del 30%, nos encontramos con el Money Management o Gestión Monetaria. De nada nos sirve tener un sistema que sepamos cuándo hemos de operar si ésta operación no la hacemos con la cantidad adecuada de nuestro capital.
    Llevándolo al extremo si hacemos una gestión de capital de all-in y nuestro sistema nos da un porcentaje de aciertos 60%, tarde o temprano acabaremos en quiebra en cuanto una operación sea fallida.
  3. En tercer lugar, y como pilar más importante está la psicología del trader. Aunque sepamos qué hacer, cuándo hacerlo y con qué cantidad hacerlo a menudo no lo hacemos (o hacemos la operación contraria) dejándonos llevar por intuiciones,  por la ansiedad y el estrés, por noticias que escuchamos en la radio, etc. y acabamos tomando malas decisiones que pueden hacer tambalear nuestra cuenta.

Con los puntos 1 y 2 construiremos un sistema ganador con esperanza matemática positiva, pero si no somos disciplinados acabaremos con pérdidas.

¿Cómo construir un sistema ganador?

Veamos un ejemplo de cómo el análisis técnico y el money management nos permiten crear un sistema ganador:

Imaginemos que jugamos a los dados apostando si sale par o impar y cada vez que jugamos recibimos 2,5 euros por euro apostado. Como la probabilidad de sacar par o impar es la misma, decimos que tenemos un 50% de posibilidades de ganar.

A algo como ésto es a lo que hemos de llegar con el análisis técnico: elaborando un estudio de backtesting, es decir, estudiando en el histórico de precios los momentos de entrada y salida hemos de determinar la probabilidad de que la operación en esas condiciones sea ganadora y cuándo ganaríamos con ella.

Siguiendo con el ejemplo de los dados, podría parecer que constituye un sistema ganador: si tenemos un 50% de posibilidades de ganar y cuando ganamos recibimos más del doble……. PUES NO. Dependerá de nuestro capital inicial y nuestra gestión de capital.

Si sólo tenemos un 1€, nos lo jugamos y perdemos, no tendremos posibilidad de seguir jugando. Por tanto, necesitaremos un capital mayor.

Ahora imaginamos que tenemos 10€. Si la apuesta la hacemos con todo (all in) estaremos en el mismo caso anterior. Sin embargo, si apostamos 1€ (un 10%), tendremos que perder 10 veces seguidas para quedarnos sin capital. De esta forma, protegeremos nuestro capital y asumir una racha de hasta 10 fallos seguidos.

Michael Jordan: He fallado una y otra vez por eso he conseguido éxito
Así pues, para construir un sistema ganador no sólo tenemos que ver que porcentaje de aciertos y la ganancia de cada uno de éstos, sino qué cantidad tenemos que invertir en cada operación para que nuestro capital se blinde en primer lugar, y después, se multiplique.

La disciplina es la clave del sistema

Hemos de tener, por tanto, muy claras las pautas de entrada y salida, así como, las cantidades con las que operar, pero como dice el refrán popular “el movimiento se demuestra andando” y no siempre es fácil realizar las operaciones en su momento y con la cantidad adecuada.

Es imprescindible muchísima disciplina para seguir con el método a rajatabla cuando ha encadenado una serie de pérdidas consecutivas y un drawdown importante.

Imaginemos que hemos encadenado 8 ó 10 operaciones fallidas seguidas y llevamos una pérdida acumulada de un 8% de nuestro capital. Sin duda, comenzaremos a desconfiar de nuestro sistema, probablemente lo cambiaremos, promediaremos y, finalmente, acabaremos realizando operaciones basadas en corazonadas o impulsos.

Para ser un trader hay que tener una gran dosis de disciplina que nos haga continuar con el sistema que en backtesting nos ha demostrado ser ganador y, sin embargo, está encadenando un racha de operaciones fallidas seguidas.

Piramidar en el trading

En primer lugar, hemos de dejar claro que esta estrategia se engloba dentro del Money Management, no dentro del Análisis Técnico (aunque hemos de ver los indicadores para aplicarla o no),  es decir, se trata de una manera de gestionar nuestro capital para sacarle el máximo beneficio posible a cada operación.

En primer lugar, definamos que entendemos por piramidar: se trata de una forma de operar cuando el mercado va a nuestro favor, es decir, cuando hemos entrado y llevamos una posición ganadora, estamos en verde.

Veamos un sencillo ejemplo para entenderlo mejor.

En el siguiente gráfico de 4h de la cotización del oro de septiembre de 2016, vemos que se produce un corte de la EMA40 y la EMA18 a un precio de 1327 y decidimos entrar cortos.

Ejemplo de operación cortos piramidando

El día 15 a las 4:00 nos mantenemos en verde con el oro cotizando a 1321 y vemos como la distancia entre la EMA40 y la EMA18 se va ensanchando (lo cual nos indica que la tendencia se está haciendo más fuerte) . Entramos con otro contrato, disponiendo ahora de dos contratos a un precio de 1324, colocamos un SW en 1323 (en el peor de los casos salimos con un beneficio de 2ptos). También podemos colocar el Stop en el nivel de 1324 para salir en break even, sin pérdidas ni ganancias.

La cotización se da la vuelta y la operativa nos muestra la salida (cruce de precio con EMA40) en los 1318, por lo que habríamos ganado 12 ptos (1324-1318)x2 , frente a los 9 (1327-1318) que habríamos obtenido de no piramidar (un 25% más de ganancias).

Podríamos haber salido en un precio inferior aplicando el criterio de salida de los mínimos, por ejemplo a 1310 (el mínimo obtenido fue de 1306) con compra limitada obteniendo unos  beneficios de 17ptos sin piramidar y 28 piramidando.

Con esta operativa pueden ocurrir dos cosas:

  1. Que el mercado siga a nuestro favor, por lo que al haber aumentado nuestro número de contratos aumentarán exponencialemente nuestras ganancias.
  2. Que el mercado baje y salte nuestro Stop obteniendo un pequeño beneficio, y “perdiendo” las ganancias obtenidas si no hubiésemos piramizado.

Como vemos se trata de una gestión de capital que  maximiza el beneficio sin riesgo, en realidad, perdemos parte de lo que ya llevábamos ganado.

También podemos colocar el SL justo al precio promedio, con lo que saldríamos con break even, es decir, sin pérdidas ni ganancias.

Es conveniente utilizar la técnica de piramidar cuando los indicadores de análisis técnicos nos den pautas para creer que la tendencia va a seguir por más tiempo.

Por ejemplo, si usamos un cruce de EMA40 y EMA18, si vemos que la distancia entre ellas es cada vez mayor podemos plantearnos piramidar.

Conceptos básicos de Money Management: el all-in

Bueno, tras un par de artículos hablando un poco de mí mismo (sólo un poco)  y del mundo en el que nos ha tocado vivir, hoy vengo con uno de los artículos más importantes de los que van a formar este blog. Es un artículo que trata cómo con un sistema de inversión quasi perfecto podemos arruinarnos si no gestionamos bien nuestro capital.

Pese a lo que la mayoría de nosotros pensamos para vivir del trading (o de las apuestas) lo más importante no es el modelo que utilicemos para realizar las operaciones, es decir, no es lo bien que juguemos al póker o lo buenos que seamos con el análisis técnico.

Lo más importante, dejando aparte el factor psicológico, es decir,  si nos comportásemos como una máquina, lo más importante, insisto, es la gestión del capital del que dispongamos.

Dicho de otra manera, podemos tener un sistema ganador pero si la gestión del capital no es la adecuada estaremos abocados a la ruina.

Es decir, yo puedo ser un as jugando al póker, pero si la gestión de mi capital no es buena acabaré perdiendo dinero y, probablemente, todo mi dinero.

all in Steve Buscemi

Vamos a ver un ejemplo extremo. Imaginemos un sistema en el que gano el 90% de las veces obteniendo un 10% del capital con el que he operado. Una bicoca, vamos.

Ahora imaginemos que la gestión de capital que yo realizo con él es la conocida como All In que consiste en invertir todo nuestro dinero a una operación. En nuestro caso lo hacemos en todas las operaciones.

Como se puede comprobar fácilmente en el momento que nuestra operación sea fallida llegaremos a la bancarrota, aunque en algunos escenarios (la mayoría) el dinero que teníamos acumulado sería muy alto.

Veamos algunas tablas que corroboran esto.

En la primera, las 9 primeras operaciones son ganadoras llegando a acumular un capital de casi 795.000€ (partiendo de sólo 1000€) pero en el momento que la operación perdedora llega (y siempre llega, ningún sistema es infalible), lo perdemos todo y ya estamos fuera del mercado.

Gestión de Capital All-In con un sistema del 90%W y 10% redimiento

En la segunda, la operación perdedora nos llega a la tercera habiendo llegado a obtener un capital máximo de 1331€.

Gestión Capital All In 90% exito, 10% beneficio y pérdida en 3

Obviamente, en bolsa nadie utiliza la gestión del capital All-in de forma sistemática. Se utiliza en el mundo de las apuestas y en momentos muy puntuales, pero es un excelente caso extremo para ver cómo una pésima gestión de capital puede darnos al traste con todas las ganancias y echarnos del mercado.

El ejemplo, como hemos comentado es muy extremo y nunca debe utilizarse.

Llegados a este punto, muchos os preguntareis como ésto que parece tan evidente que te lleva a la bancarrota es utilizado en algún momento por algún trader experto. La respuesta es por el aspecto psicológico: en algún momento dado, tras una operación (o varias) perdedora entramos en un estado en el que nos dejamos llevar por la pasión, por las prisas de recuperar lo perdido de la forma más rápida posible, comenzamos a creer en la falacia del jugador (aquella que dice que cuánto más repite un suceso más difícil es que vuelva a repetirse y de la que hablaremos largo y tendido) y acabamos invirtiendo más dinero del que deberíamos haciendo aumentar las pérdidas de manera exponencial.

Este primer artículo ha sido una primera toma de contacto con el money management con un ejemplo muy extremo pero que todos los hemos usado alguna vez en la vida y que puede destrozar tu capital con 1 operación perdida y 9 ganadas.

En próximos artículos hablaremos de otro sistema pernicioso, la martingala y su antítesis la antimartingala, que ese sí que nos hará ganar dinero  con sistemas no tan apabullantes como el expuesto anteriormente.